Es un sistema de control e inspección interna que se da al interior de una Organización de cualquier sector y consiste en el conjunto de medidas, políticas y procedimientos establecidos en una Organización para proteger su activo, minimizar riesgos, incrementar la eficacia de los procesos operativos y optimizar la rentabilidad, en definitiva, el negocio.

Cuando una Organización crece, se empieza a ver la necesidad de la auditoría interna.

¿Por qué?

Cuanto más progresa la Organización, más dificultad tiene la Alta Dirección para controlar todos y cada uno de los procesos que la componen, en este sentido, a través de la auditoría interna, es más sencillo por parte de la Alta Dirección comprobar que efectivamente se están llevando a término todas las funciones en cada uno de los procesos, analizándose de manera objetiva y tomando medidas cuando así sea preciso.