Es una poderosa herramienta de planificación que se sustenta en cinco pilares estratégicos que son el fortalecimiento a la gestión institucional, el Talento Humano, los vehículos seguros, la infraestructura segura y la atención a víctimas, lo cual nos permite planificar actividades que ayudan a cumplir el objetivo de reducir la siniestralidad vial, de acuerdo a las características propias de cada tipo de empresa que lo adopta.

Según el Artículo 12 de la Ley 1503 de 2011, establece que «Toda entidad, organización o empresa del sector público o privado que para cumplir sus fines misionales a en el desarrollo de sus actividades posea, fabrique, ensamble, comercialice, contrate, o administre flotas de vehículos automotores a no automotores superiores a diez (10) unidades, o contrate o administre personal de conductores, contribuirán al objeto de la presente Ley».

Significando que, si cumple con las condiciones descritas para los vehículos automotores o no automotores, y/o si tiene más de 1 conductor o que dentro de sus actividades está la labor de conducción, lo cobija la citada Ley y debe tener un Plan Estratégico de Seguridad Vial (PESV) de acuerdo a las características de su Organización.

Es en ese sentido que te podemos apoyar para las actividades concernientes al Plan Estratégico de Seguridad Vial: